MÚSICA PARA EL COMBATE

TU SABES

REPATRIACIÓN

SEGUIMOS

SEGUIMOS

COJAN EL HILO

COJAN EL HILO

¿Y ahora?

¿Y ahora?

Marxistas

Marxistas

Leninistas y Bolivarianos

Leninistas y Bolivarianos

Siempre...

Siempre...

Patrimonio del Pueblo

Patrimonio del Pueblo

Estados Unidos

Estados Unidos

El Che

El Che

FARC-EP

FARC-EP

El Hombre de Hierro

El Hombre de Hierro

Anti-sifrinos

Anti-sifrinos

AntiFacho

AntiFacho

Defendiendo nuestra Cultura

Defendiendo nuestra Cultura

PALESTINA

PALESTINA

Adelante Bolivia

Adelante Bolivia

Anti-Nazi

Anti-Nazi

REPATRIACION PARA ILICH

REPATRIACION PARA ILICH

TOMA

TOMA

NO ES

NO ES

STALIN BROS

STALIN BROS

Nos visitan desde...

EN MIS VENAS CORRE SANGRE CARACAS


Por: Jesús "Centauro" Maldonado.

Ya pasa de una burla descarada a una bofetada en la dignidad de la memoria histórica del pueblo de Caracas.

El hecho es que cada celebración o conmemoración, parte de la reafirmación del heroísmo de nuestro Pueblo hasta un mal concebido show de calle al mejor estilo de las comparsas de “Venenovisión”, la cual se engalana con pasa calles, “Expoloque sea” y conciertos.

Hay quienes tristemente mantienen como premisa “la cantidad”, para decir que se cumplió el objetivo de la actividad (el efecto mediático). “El concierto fue un éxito, se llenó de gente la avenida”, es lo que suele decirse como balance de estas actividades (no sin antes pasar por las autofelicitaciones), que consolidan el éxito de esas romerías.

La estrategia que se utiliza es la de tener atractivos convocantes, tal es el caso de los grupos foráneos o nacionales de gran talla mediática en la “industria musical” (o monopolio capitalista de la música). En este caso tomamos como referente “la celebración del 442 aniversario de la ciudad de Caracas” (la que ha visto morir a sus hijos y se resiste a sólo ser urbe), donde nuestro ilustre alcalde de Caracas Jorge Rodríguez y el Gobierno del Distrito Capital, encabezan la mano de la obra artífice de una agenda diversa que va desde el 23 de julio hasta el 3 de agosto, en la cual tenemos como plato fuerte el GRAN CONCIERTO SOMOS CARACAS 2009, allí nos deleitarán con su presencia una novena de estrellas como: Don Omar, Tito el Bambino, Jorge Celedón, Servando y Florentino, Chino y Nacho, Lscuadrón (Franco y Oscarcito), La Familia, Los Cadillacs, DJ Hernia, entre otros, sin ánimo de menospreciar el talento de quienes interpretan estos diversos géneros musicales, es necesario precisar que estos representan para la industria lo más lucrativo del momento, lo que se consume en estos días.

En contradicción al discurso anticapitalista y en detrimento de nuestra intención de hacer la Patria Socialista y Bolivariana, del nacimiento de la mujer y el hombre nuevo, y a sabiendas que son medios de alienación y consumismo, nuestros dirigentes se dan el tupé de sustentar este tipo de romerías (cuando en estos días la canción revolucionaria o la mal llamada cultura popular es gasto suntuario). Para los que si sacamos la cuenta, este tipo de agrupaciones cobran una gran suma de dinero para presentarse en las tarimas del gobierno o de la oposición, sin mencionar que por ejemplo Servando y Florentino han atacado abiertamente al líder de nuestra Revolución, Jorge Celedón cantó en la casa blanca al hermano menor de Calígula (George W. Bush), solo por destacar a algunos. También vale la pena señalar que algunos de estos grupos son apología de la violencia y la degradación de la mujer, entre otras bondades que expresan estas estrellas y su inofensivo trabajo artístico, entonces las preguntas son inevitables: ¿Qué pasa por la cabeza de quienes planifican estos eventos? ¿Cuál es saldo de ganancia para el pueblo que asiste a estos actos conmemorativos? ¿Qué pasa con el Pueblo, que muchas veces mendiga tarima y sonido en las instituciones gubernamentales para realizar actividades en las comunidades y no se les otorga por tener los recursos comprometidos para obras importantísimas? ¿Qué coño piensan estos locos que es el socialismo? ¿Qué tipo de beneficios trae este tipo de conciertos a la Revolución? ¿Se seguirá financiando con el dinero del Pueblo la bobería, la transculturación? Sólo por acudir a las más elementales de las interrogantes.

Esta cuartilla no es una muestra visceral de celos, porque “ando lejos de la envidia” y mi trabajo como cantor atiende a condiciones más altas, pero sucede que esos actos no son “revolucionarios” y mucho menos populares, sólo actúan bajo la lógica del capitalismo, siendo una mala copia de lo que hace Big show productions, Evenpro, por lo que los dueños de esos medios se ven complacidos con nuestras hazañas culturales cada vez que alquilamos su maquinaria industrial para efectuar nuestras “experiencias rojas”, parafraseando al cantor José Garcés: “no me gusta el socialismo que le gusta a Cisneros”.

0 comentarios: