MÚSICA PARA EL COMBATE

TU SABES

REPATRIACIÓN

SEGUIMOS

SEGUIMOS

COJAN EL HILO

COJAN EL HILO

¿Y ahora?

¿Y ahora?

Marxistas

Marxistas

Leninistas y Bolivarianos

Leninistas y Bolivarianos

Siempre...

Siempre...

Patrimonio del Pueblo

Patrimonio del Pueblo

Estados Unidos

Estados Unidos

El Che

El Che

FARC-EP

FARC-EP

El Hombre de Hierro

El Hombre de Hierro

Anti-sifrinos

Anti-sifrinos

AntiFacho

AntiFacho

Defendiendo nuestra Cultura

Defendiendo nuestra Cultura

PALESTINA

PALESTINA

Adelante Bolivia

Adelante Bolivia

Anti-Nazi

Anti-Nazi

REPATRIACION PARA ILICH

REPATRIACION PARA ILICH

TOMA

TOMA

NO ES

NO ES

STALIN BROS

STALIN BROS

Nos visitan desde...

STALIN Y SU CULTO

Por: Jerónimo Carrera

Esta vez me voy a referir a un tema que mantiene validez pese al ya más de medio siglo de haber sido planteado inicialmente, y se puede decir incluso que trasciende ahora su marco personal originario. Pues se trata de Iosif Vissariónovich Stalin, quien en febrero de 1956, en aquel sorprendente XX Congreso del Partido Comunista de la URSS, fue bajado de las alturas celestiales y condenado al infierno eterno por el delito de “culto a la personalidad”.

Tomo la oportunidad de este 21 de diciembre por ser la fecha del natalicio de ese extraordinario estadista georgiano, nacido en el año 1879 y fallecido en Moscú, en su cama, el 5 de marzo de 1953, a la edad de 73 años.

Desde luego que el debate teórico, y podríamos decir filosófico, sobre “el papel del individuo en la historia”, según lo denominó el socialdemócrata ruso Plejanov, siempre tiene validez y en ocasiones determinadas mucha actualidad. Pero lo que me parece más significativo, dentro del contexto de la situación mundial actual, es el hecho muy evidente de ser Stalin el personaje histórico más atacado en nuestros días por todos los voceros de la burguesía internacional.

En realidad, después de haber sido el más aplaudido mundialmente de todos los grandes revolucionarios que ha tenido la humanidad, y hasta bastante más que sus geniales maestros Marx, Engels y Lenin. Podemos constatar a diario que Stalin ha pasado a ser el más vilipendiado, y blanco de acusaciones de todo tipo, algunas de ellas razonadas y con pie en hechos comprobados pero la mayoría basadas en falsedades. Son ataques dirigidos, por supuesto, a desprestigiar a los comunistas en general, y sus autores a todas luces están orquestados por agencias de la propaganda de guerra emanada de Washington.

Uno de sus trucos favoritos es el de meter a Stalin “en el mismo saco” con figuras fascistas tan execrables de la historia reciente de la humanidad como lo son Hitler, Mussolini, Franco, Oliveira Salazar y Pinochet, dejando por fuera, claro, a tantos peleles criminales al servicio de los yanquis como los hemos sufrido acá en Venezuela y en países hermanos nuestros.

Lo curioso es que en el mundo entero ningún otro dirigente político tuvo tanto prestigio y reconocimiento internacional como en vida se le brindó a Stalin, y no solamente de parte de algunos de los mayores exponentes de la literatura, de todas las artes, sino de afamados estadistas burgueses como Winston Churchill y Franklin D. Roosevelt.

Baste con leer el texto, por ejemplo, de la conferencia dictada en Caracas el 11 de marzo de 1948 por el conocido intelectual venezolano Miguel Otero Silva, de quien se ha estado celebrando el centenario de su nacimiento hace poco. Nadie aquí ha elogiado más y mejor a Stalin. Triste es constatar que actualmente gentes de izquierda con acceso a los aparatos llamados informativos, quizás como en pago a esa entrada, se suman al coro burgués de denuncia del “stalinismo” y le hacen el juego a las fuerzas reaccionarias.

Hace cerca de treinta años escribí al respecto, en una página completa del periódico del PCV, dedicada al centenario de Stalin, lo siguiente: “Los anticomunistas, de todas las variedades existentes, que realmente son muchas pero integran una misma especie, al parecer creen haber encontrado en el llamado “stalinismo” algo así como el talón de Aquiles de los partidos comunistas. Con el menor pretexto, esos señores sacan a relucir su arma favorita, el tema del “stalinismo”, pues piensan que así nos apabullan irremediablemente.” (Tribuna Popular, Caracas, 14-12-1979.)

Tal campaña contrarrevolucionaria prosigue hasta el día de hoy, a escala mundial, aunque cuando se desintegró la URSS de inmediato anunciaron desde Washington la muerte del comunismo….

3 comentarios:

Raul Isaac dijo...

Muy de acuerdo contigo, stalin es criticado por comunistas. para mi fue un gran lider y sobre todo humilde!!

Raul Isaac dijo...

Y duro y fuerte cuando se necesitaba que lo fuera, en contra de la corrupcion!!!

El caminante dijo...

Sería pertinente preguntarse ¿por qué Stalin asesinó y exilió a toda la cúpula del Partido Bolchevique que hizo la revolución en 1917?

Por qué cometió el crimen más atroz de la historia contemporánea asesinando al célebre revolucionario León Trotsky, auténtico defensor de las causas del proletariado y del marxismo más genuino.

Por qué Stalin abandonó a su suerte a los comunistas griegos ante la invasión británica, ¿recuerdan lo buenas que eran las relaciones de Stalin con la burguesía británica?

Cómo se puede justificar el sometimiento de todo un pueblo bajo un sistema totalitario que privó a los individuos de las más mínimas libertades y que condenó toda opción obrera y revolucionaria a llevar el estigma de ser identificada automáticamente con los totalitarismos de sujetos como Stalin, Pol Pot, Ceausescu, por nombrar algunos.

"El stalinismo es la sífilis del movimiento obrero". León Trotsky.